August 2012
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
« Jul   Sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Month August 2012

Morsi, a future coup if Camp David is re-visited

http://atimes.com/atimes/Middle_East/NH31Ak03.html

Morsi delivers his calling card.
Another blistering article by Asia Times’ Pepe Escobar – the ‘opposition’s answer to Stratfor’s Kaplan.

Pepe hints at a US backed military coup in the medium term if the Muslim Brotherhood decides to renegotiate the Camp David accords and have a truly independent foreign policy

Si la izquierda egipcia se presentase unida arrasaría

olga rodríguez | periodista, autora de «yo muero hoy»

«Si la izquierda egipcia se presentase unida arrasaría»

Nacida en León (Estado español) en 1975, la periodista Olga Rodríguez lleva casi una década relatando las visicitudes de Oriente Medio. Recientemente ha publicado «Yo muero hoy» (Debate, 2012), una mirada a la primavera árabe desde el punto de vista de sus principales actores.
p015_f04.jpg

Alberto PRADILLA |

Rainad es una bloguera de Bahrein detenida en innumerables ocasiones por su labor frente al régimen colaboracionista con Arabia Saudí y Estados Unidos. Muna Saif, una activista egipcia que ha peleado contra los juicios militares a civiles. Ellas son algunos de los personajes que presenta Olga Rodríguez en su obra «Yo muero hoy», un recorrido por la primavera árabe escrito bajo el prisma clásico del reporterismo: salir a la calle y contar historias.

¿Revueltas o revoluciones? ¿Manifestaciones espontáneas o una mano oculta?

En mi opinión, estas revueltas han sido genuinas. Decir que los millones de personas que salieron a la calle lo hicieron empujadas por un plan conspiratorio de servicios secretos occidentales es dar la espalda a la ciudadanía que se ha jugado la vida exigiendo demandas revolucionarias como «pan, libertad y justicia social». Millones de personas en el mundo árabe han decidido dejar de ser esa mayoría en el sofá e intentarlo, conscientes de que Oriente Medio es una de las zonas más intervenidas política y económicamente.

¿No se ha producido un giro que ha terminado manteniendo el estatus quo?

Eso es lo que están intentando todos los enemigos de las demandas de las revueltas. Lamentablemente, en algunos casos lo están consiguiendo. Tratar de limitar la importancia de una rebelión me parece muy peligroso. La mentalidad de millones de personas ha cambiado para siempre. Se ha perdido el miedo. Hay un tejido social de protesta sin el cual la impunidad y la represión estarían siendo mayores. Y esto es muy importante. Tratar de reducir todo y extraer la conclusión de que no ha servido de nada es dar la espalda a realidad. La libertad no cae del cielo, se conquista.

La victoria de los islamistas en Egipto y Túnez ha cargado de razones a quienes rechazan los logros de la primavera árabe.

En Egipto, la suma de los dos candidatos a presidente presentados por la izquierda era superior a los votos obtenidos por Mursi o Safiq. De nuevo, si la izquierda se hubiese presentado unida, hubiese arrasado. Además, la Hermandad Musulmana es algo muy amplio. Sus líderes, en general, son personas adineradas, conservadoras en lo político y neoliberales en lo económico. Pero entre sus bases hay mucho trabajador que lleva años participando en protestas. También hay fricciones con los jóvenes. De todos modos, las demandas de tanta gente que ha salido a la calle no se corresponden con los planes políticos anunciados por organizaciones islámicas. Creo que a la larga la insatisfacción se perpetuará. Y es probable que dentro de meses o años vuelva a ser representada a través de nuevas manifestaciones y huelgas.

No se puede obviar que han existido unas intervenciones extranjeras que no obedecían al interés de las poblaciones autóctonas, como en los casos de Libia o Siria, y que han marcado las revueltas.

En Libia las revueltas estallaron de forma genuina, con unas demandas legítimas pero deformadas en el momento en el que se produce la intervención militar extranjera. En el caso de Siria, las revueltas contra el régimen de Al Assad se ven cada vez más secuestradas. Ahora es un tablero de ajedrez donde determinadas potencias internacionales están echando un pulso. La represión brutal del régimen está amparada por Rusia. Y, al margen de esa oposición genuina, se está viendo cómo entran en territorio sirio grupos extranjeros armados, algunos que se autodenominan yihadistas. Como dice una de las protagonistas del libro, «¿quién les ha llamado?». Cada vez se reciben más informaciones que hablan sobre intervenciones encubiertas lanzadas por vecinos como Irán y Turquía. También de países como EEUU, con presencia de la CIA en la frontera turca, o Arabia Saudí. Quien sale perdiendo es la población que se levantó contra el régimen.

Esta opinión no es compartida por sectores de la izquierda, que han defendido a los gobiernos de Libia o Siria.

Es curioso cómo la mayor parte de la izquierda árabe tuvo clara su postura respecto a Libia o Siria desde el principio: no a Gadafi, no a la intervención militar extranjera. No a Al Assad, no a la intervención extranjera que pretende secuestrar la libertad que demanda la ciudadanía. Esas voces se han escuchado muy poco. Y solo a través de ellas y de lo que hacen se puede entender la esencia de estas revueltas o revoluciones, que han consistido en tratar de dejar de ser súbditos para conquistar el derecho a ser ciudadanas.

¿Los intereses geoestratégicos se han impuesto frente a las reivindicaciones de los manifestantes?

Por encima de los intereses geostratégicos y macroeconómicos están los de la ciudadanía. Siempre. Y no podemos olvidarlo desde la izquierda. No digo esto desde la ingenuidad, ya que hay que tener en cuenta el poder de las grandes potencias. Pero, al menos para mí, por encima están los intereses de las poblaciones. Solo escuchando a los protagonistas se puede creer que se pueden cambiar las cosas y darte cuenta del carácter genuino de estas revueltas.

¿Los periodistas han vendido una imagen excesivamente amable de las revueltas? El papel de medios como Al Jazeera ha sido muy cuestionado.

No creo que se haya contado una historia bonita. Los medios de comunicación más convencionales sí que han ofrecido una historia absolutamente romántica de la primavera árabe, apostando, cada vez más, por el show y el espectáculo. Evidentemente, Al Jazeera ha jugado un papel fundamental y si no hubiese difundido esas primeras protestas en Túnez quizás no se hubiesen extendido. Sin embargo, pertenece al emirato de Qatar y se ha visto atrapada por sus propios intereses.

GARA

Cañada: «La expropiación de alimentos fue un acto de desobediencia civil»

GARA > Idatzia > Ekonomia

Cañada: «La expropiación de alimentos fue un acto de desobediencia civil»

El activista extremeño Manuel Cañada, es una de las caras visibles de la protesta del pasado viernes en Mérida, que consistió en «la expropiación» de carros con alimentos básicos de un supermercado de Carrefour. En su opinión se trata de «expropiar a los expropiadores».

Iñaki TELLERIA |

Manuel Cañada sabe que ser la persona más conocida del acto de protesta que protagonizaron decenas activistas el viernes en Mérida, tratando de llevarse varios carros con alimentos del supermercado de una multinacional, le puede traer más de un problema. Sin embargo, tiene claro que «lo de Mérida no fue un acto de reafirmación personal de nadie, ni de búsqueda de protagonismos, sino que se trató de un acto de desobediencia civil» y añadió que si a ellos les aplican órdenes de alejamiento de los supermercados, «a Iñaki Urdangarin o a Rodrigo Rato habría que mandarlos a Neptuno o fuera de la galaxia».

Cañada explicó a Gara que la Plataforma por la Renta Básica, cuyos miembros protagonizaron la ocupación del supermercado y que contó con la solidaridad de numerosos consumi- dores, es «un movimiento plural, formado por gente de abajo, por parados y asociaciones de vecinos y también por gente de CNT o CGT, del 15-M o cristianos de base». En este sentido, resaltó que «no son actos de pillería, sino de expropiación de los expropiadores» y se puso el calificativo de «asaltadores de con- ciencias, no de caminos».

El activista afirmó que tratan de generar un movimiento popular que luche «contra la tontuna que tenemos con creernos clase media» y con la idea de que «con la que nos está cayendo, ningún equipo gana solo defendiendo sino que tenemos que atacar o contratacar». Cañada defiende que «hay que aprender de la experiencia de anteriores movilizaciones» y añade que «hay que dar un salto en las respuestas a tanta pobreza y al aumento de recortes a los parados». Considera que «la potencia de las acciones no la marca el número de participantes, aunque hay que tratar de que cada vez sea más la gente que se implique y que esto no quede en un grupo de iluminados».

El militante extremeño es consciente del «intento de criminalizar cualquier tipo de acción que salga de las procesiones laicas organizadas por los sindicatos tradicionales».

Día 8 de setiembre

Manuel Cañada informó de que una de las próximas movilizaciones de esta Plataforma por la Renta Básica tendrá lugar el próximo 8 de setiembre, Día de Extremadura. El activista explicó que el sentido de esta acción coincidiendo con la festividad es que «no puede haber normalidad oficial mientras no haya normalidad social entre los ciudadanos.

Para esa ocasión, cuentan con el apoyo del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), de organizaciones de Canarias, Salamanca, Catalunya, de los acampados en la Puerta del Sol en Madrid y esperan recibir también la solidaridad de organismos de Euskal Herria.
Sánchez Gordillo responde a las acusaciones de Interior

El diputado Juan Manuel Sánchez Gordillo llamó «ridículo» al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por asegurar que la ocupación esta semana de una finca en Córdoba por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) fue una «fantochada con una absolutamente connivencia» del propietario del lugar. «Yo no sé si estaría borracho el ministro o es así de tonto», replicó.

En rueda de prensa durante la presentación en Cádiz de la tercera etapa de la Marcha Obrera “Andalucía en Pie”, Sánchez Gordillo calificó de «chiste malo de Lepe» que Fernández Díaz realizara esas declaraciones, por lo que le instó a «marcharse automáticamente». Además, cree que es «terrible» que un ministro del Interior «inste a la propiedad a que denuncie», entendiendo que es «franquismo puro y duro» y «la Gestapo resucitada».

Según recordó Sánchez Gordillo, el SAT ha estado ocupando «durante 18 días» la finca de La Turquilla, que depende del Ministerio de Defensa, «y tardaron en denunciar siete o ocho días», preguntándose «si también estamos de acuerdo con los militares». Instó al ministro del Interior a que «busque a los ladrones» no entre los jornaleros, “sino entre los banqueros». GARA

Zafar Sobhan: 2012 is 2006 in reverse

This is Zafar’s take on the change/renewal of power in Bangladesh.

Given that he is well connected, has been in the media for some time and knows how to analyse, his warning (veiled though it is) should be taken seriously. 

With all articles emanating from Dhaka, one must read between the lines and/or expand on a line (half said) to grasp the true implications of what the message really is. In other words, it’s going to be a hell of a lot worse than is being intimated here.

Ouch!

 

 

2012 is 2006 in reverse

AL is calculating that the country would rather have a one sided election than allow the army to step in to restore order.

he best way to understand politics today is to see that 2012 is essentially 2006, if not 1996, in reverse.

At first glance, 1996 seems like the more obvious analogy. In 1996, we had a BNP government with the Opposition AL calling hartal after hartal to demand the institution of a caretaker government to administer the elections. In the end, the BNP succumbed, passing a constitutional amendment to form the caretaker administration, and were booted from office, losing the subsequent election held.

Fast forward 16 years, and we once again have an AL government, with the BNP in Opposition. But in the intervening time, the AL has repealed the caretaker government law and plans to administer the next general election itself. Thus, the BNP today are essentially where the AL were in 1996.

But, psychologically, and also in terms of probable outcome, 2012 is more like 2006. In 2006, the caretaker government was in place, but still the AL felt that it was dominated by pro-BNP types and that the fix was in. In response, they hit the streets to ensure that there would be no elections.

What makes 2012 more like 2006 than 1996 is the options open to us and the probable end-games. Having recently repealed the caretaker government law, the AL is unlikely to be bullied into reinstating it (though that would be the smart and statesmanlike and shrewd thing to do). This movie won’t end like it did in 1996.

In 2006, the AL only really ever had one successful possible end-game. For a party in Opposition that refuses to go to the polls, there can only be one end-game. The best they could hope for would be to fight the government to a standstill on the streets and ensure that no elections could be held.

In the end, though, there is only one way for an Opposition party to come to power, and that is through elections. And in the end, if you don’t trust the government (or the caretaker government, as was the case in 2006) to hold free and fair elections, the only other entity capable of administering elections is the army.

The BNP may deny that this is their end-game, as the AL did in 2006, but what else could it possibly be?

The AL could pre-empt such a thing by reinstating the caretaker government. It would be an incredibly shrewd move on their part. Recall that the fracas in 2006 arose because the AL believed that the caretaker government was in the BNP’s pocket.

Now, having used all its powder to bring about a caretaker government, it would be very hard for the BNP to make a similar argument. It is possible that the whole repeal of the caretaker government law is an elaborate bait and switch, and that the AL plans to reinstate it at the last moment, but then pack it with their cronies as the BNP did in 2006.

Having fought so hard for the caretaker government, the BNP would then be wrong-footed, and have a hard time arguing against it, as the AL did in 2006. They would then be stuck with the caretaker government, even it were filled with crypto-ALers.

Unfortunately, this doesn’t seem to be the game. All indications are that the AL will go to the mat on the issue and has no intention of compromising. The reason is that the caretaker government may provide an opening for the army to step in as it did in 2007. This is certainly a risk, and one can understand the AL’s hesitation. It doesn’t want what happened to the BNP in 2006 to happen to it.

All well and good. Unfortunately, the reality is that if the caretaker government is not reinstated, then the BNP will refuse to participate in the elections (with some grounds), and the country will once again come to a standstill. And that will open the door to the army to step in and adjudicate the matter.

The AL is calculating that the country would rather have a one-sided election followed by another five years of AL rule than sit idly by while the army steps in to restore order. It’s a fair bet; the Bangladeshi people are and always will be sceptical of army intervention, even for a short time and even in an ostensibly good cause.

But if the government’s popularity continues to plummet in the next year, and the general consensus is that the BNP would win fair elections, and if the BNP itself favours army-administered elections to AL-administered ones, then all bets are off.

Take that spade away from Mariano Rajoy

The Prime Minister of Spain, Mariano Rajoy, will go down in history as the man who either a) kicked off the process of Spain’s disintegration or b) liberated the nations of Iberia, though obviously without intending to do so.

This man is digging deeper and deeper with his comical mismanagement of the economy and thus leading Spain into an existential crisis.

The nations (autonomies) are on the verge of rebellion. Give it 24 months?

There are several Greeces in the peninsula. Andalucia with an unemployment rate of 34% is in a Depression. Add Murcia, Extremadura and more and you have a powderkeg waiting to blow.

The Basques and Catalans can sense a USSR moment… where Russia is born out of the ashes of the Soviet Union and the smaller nations become independent states.

Now, I am no fan of Bumbling Boris (Yeltsin, not Johnson) but the parallels are there.

When the breadwinner (s) cannot provide bread on the table, the politics has to change.

Rajoy is merely accelerating the process as did M Gorbachev.

The drive for privatisation (selling assets cheaply) will speed up the timetable as it becomes clear that the corporations will want to profit at the expense of the population.

Catalonia is an a weird position of having to plead for resources in the dysfunctional system where they are the richest autonomy but are broke.

Some will say: Long live Rajoy for very different reasons.